71% de los mexicanos prefiere estar en casa para conectarse a Internet